top of page
© Copyright Rafael Serrano esguerra

El armado del morral para senderismo y montaña

Actualizado: 26 feb 2022

El morral es uno de los elementos claves de nuestro equipo al momento de emprender un viaje a la montaña o para recorrer el mundo y su elección es tan importante como la organización y armado.

Morrales o mochilas encontramos muchas en el mercado, diferentes marcas, cada una con prestaciones y características específicas, por eso es que al momento de comprar una, es bueno que nos cercioremos que esta se encuentre diseñada para el tipo de viaje que nos disponemos a afrontar.


El tamaño del morral debe ser acorde al tipo de salida o viaje y número de días que estaremos por fuera.

Un morral entre los 40 a 60 Litros, es idónea para viajes de hasta de 5 días si llevamos equipo para la montaña. Si viajamos como de mochileros, nos funciona para unos 15 días o más, depende de que tan ligeros viajemos. Un morral con un tamaño entre los 60 a 90 litros, son los que usaríamos para expediciones o viajes de varios meses, ya que nos permiten almacenar suficiente equipo y vestimenta.

El armado del morral, responde a un ejercicio previo de clasificación y organización, realiza un listado de chequeo de lo que llevarás en tu viaje, el cual deberá responder a el tipo de travesía y necesidades personales. Nos lleves cosas de más, todo peso extra te lo agradecerá tu espalda, recuerda que el morral a diferencia de una maleta de rodachines, lo tendremos que cargar durante periodos largos y en diversos terrenos.

Es conveniente empacar y ordenar tu equipo acorde a el uso de estos, yo suelo utilizar diversas bolsas de compresión que me permiten clasificar mi equipo, de esta forma al momento de necesitar algún implemento específico en tu mochila sabrás, donde encontrarlo y no tendrás que sacar todo y volver a empacar.

Un par de normas básica que debemos tener presentes son:

  1. Dejar a mano aquellas cosas importantes que necesitaremos durante el día y en el fondo del morral ubicaremos los implementos que serán necesarios al final del día.

  2. Empaca todo dentro del morral. No debemos colgar equipo o accesorios por fuera, en la montaña, estos implementos no solo no ayudan a tener un peso bien repartido, sino que se pueden enredar en ramas y ocasionarnos una caída. Y en viajes de mochilero, podemos perderlos muy fácil o llegar a ser objetos de robo.


En el armado del morral, la distribución del peso es de vital importancia, esto hará nuestro viaje mas placentero y protegeremos nuestra espalda en el proceso. Empaca los elementos más pesados en el medio y cerca a tu columna, de esta forma la trasferencia de carga será optima. En la parte de debajo de tu morral, ubica aquellos implementos más voluminosos y en la parte externa la ropa. Finalmente en la parte superior los implementos de primera mano.



En la gráfica que veremos a continuación, podrás ver la forma ideal para empacar tu morral y así tener distribuido el peso en éste.



1. Linterna, bloqueador solar, gafas de sol, gorra, guantes, brújula, papeles personales, etc.

2. Botiquín, chaqueta y pantalón impermeable

3. Ropa

4. Comida, equipo, carpa

5. Bolsa de dormir, chaqueta de plumas, etc.



Este artículo se escribió originalmente para Vilt Land, puedes encontrarlo en su web: https://www.viltland.com/

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page