top of page
© Copyright Rafael Serrano esguerra

El equipo para la fotografía de paisaje

Actualizado: 22 may 2022

En este artículo, analizaré el equipo y accesorios útiles para la fotografía de paisajes, sin pretender generar un listado de equipo necesario y específico. A diferencia de otro tipo de fotografía, en la fotografía de paisaje no requerimos elementos de estudio, tales como luces, fondos u otro tipo de accesorios, sin embargo si existe un equipo adecuado para poder realizar una u otra toma en determinados paisajes, acordes a cada situación a la que nos enfrentamos en la naturaleza.

Esto no quiere decir que, si no contamos con x o y cámara, objetivos o accesorios, no podemos capturar paisajes, fue Ansel Adams quien dijo “El componente más importante de una cámara está detrás de ella”. En los últimos años nos hemos visto expuestos a una guerra de marcas y tecnologías para vendernos lo que cada una considera la mejor cámara, creando fotógrafos no pensantes, que se dejan llevar por especificaciones o características innecesarias. Las cuales en la gran mayoría de los casos no se usan al momento de salir a capturar fotos. Por otro lado están aquellos, que se limitan a generar imágenes resultado de software de edición, obtenidas de la del procesado extremos de una o varias imágenes, que por si solas no nos darían ninguna información visual. Olvidando la importancia de la técnica, conocimientos de los equipos o conceptos tan básicos como son la luz en la fotografía.


No es la cámara o el equipo lo que hace mejores nuestras imágenes, estos son solo herramientas. Es nuestro ojo y formación lo que nos ayuda a capturar mejores imágenes. Y en el caso de la fotografía de paisajes, un poco de suerte, conocimiento del lugar y espera del momento ideal.

Mi equipo fotográfico ha cambiado a través de estos años y si algo he aprendido es que el equipo del fotógrafo de naturaleza, esta mediado a experiencias y gustos personales. Estos cambios radican en gran medida a la búsqueda de una calidad óptica, reducción de peso y delimitación de accesorios necesarios, ya sean fotográficos o aquellos que considero necesarios para enfrentarnos a los espacios naturales por uno o varios días.

A este equipo suelo añadir un tele objetivo (400mm / 800mm) si la ocasión lo amerita y el viaje implica fotografía de fauna, pero esta es la configuración básica para fotografía de paisaje que suelo usar. Dependiendo de la ocasión llevo conmigo un cámara o la otra, para mi, el peso es esencial, suelo cargar todo mi equipo sin ayuda externa. Esto radica básicamente en el tipo de salida de campo, número de días, distancia a recorrer, terreno , equipo extra que este llevando (carpa, comida, o implementos de escalada entre otros). Y lo más importante, que tipos de fotos estoy buscando, esto es decisivo en la elección del material a llevar.

El equipo que esbozaré a continuación hace parte de esos elementos idóneos para la fotografía de paisajes, dejando por fuera otras ramas de la fotografía de naturaleza, que requieren implementos u objetivos específicos como son la macrofotografía, la fotografía de fauna o la fotografía astros. Por lo tanto, me centraré solo en lo necesario para fotografiar paisajes, tanto naturales como urbanos, ya que en lo personal suelo usar el mismo equipo en ambas situaciones.

Cámara:

Cualquier cámara de objetivos intercambiables es idónea, para capturar paisajes, el hecho que ésta sea Full Frame, APSC o Micro 4/3, es a elección de cada quien y de su bolsillo, ya que los precios varían de una a otra cámara. Pon más atención, en el espacio de color, el rango dinámico y características básicas de tu cámara, que en los aditamentos sin sentido que te ofrecen. Si quieres una cámara de fotos busca una cámara de fotos, si quieres una cámara para video busca una para video, en raras ocasiones lograrás encontrar una cámara que satisfaga tus necesidades en ambos sentidos, siempre se sacrificará una u otra característica para dar prioridad ya sea al video o la fotografía.


Las cámaras suelen cambiarse a través de los años, en cambio los objetivos de buena calidad pueden durarte toda la vida, invierte mejor en un buen objetivo y una cámara acorde a tus necesidades y presupuesto.

Objetivos:

La elección de nuestros objetivos en paisaje debe ir acorde a el tipo de fotografía que deseamos. Generalmente vamos a fotografiar con diagramas intermedios (F8 y F11) en raras ocasiones usaremos un diafragma F2.8 a menos que realicemos fotografía nocturna, por lo tanto, vale la pena más fijarnos en la calidad óptica de éste, que en la apertura al momento de elegir un buen objetivo de paisaje.


  • Objetivo gran angular: Lente más importante para la fotografía de paisajes que ofrece un amplio campo de visión para capturar todos los elementos, mi preferido al momento de realizar un paisaje. Es importante aprender a manejarlo, para generar una buena composición de la escena. Estos van de 10-22mm en una cámara APSC, 7-14mm para cámaras Micro 4/3 y en una Full Frame de 15-35mm. Encontramos también objetivos angulares fijos ubicados entre los 9mm para cámaras apsc o entre 12mm y 15mm para cámaras Full Frame, estos son prácticos, pero limitan en muchas ocasiones la escena, ya que recuerda que en terreno, muchas veces no podemos movernos de un lugar a otro para recomponer nuestra fotografía, dadas las características geográficas de cada lugar.


  • Objetivo zoom regular: Objetivo perfecto para caminar, acercarnos a nuestros paisajes, bajo focales de 35mm a 70mm. Yo suelo llevar conmigo siempre mi 24-105mm y cambio a mi gran angular cuando encuentro la escena que busco. Los zooms regulares son perfectos para realizar panorámicas y paisajes con gran detalle.


  • Objetivo zoom medio: Un tele objetivo medio (70-200mm/300mm), nos ayuda a abstraer elementos de la naturaleza y generar paisajes originales, donde la luz, las sombras y las formas, muchas vecen dan el protagonismo a la escena. En lo personal, prefiero una longitud sobre los 300mm, sin embargo en mi kit de paisaje actualmente me encuentro usando un 70-200mm, el cual no solo tiene un bajo peso, sino que es preciso para los paisaje.


  • Objetivo zoom largo: Estos se encuentran dentro de unas distancias focales de 300mm (en el caso de una cámara de formato APSC o micro 4/3, a distancias focales entre los 400mm y 800mm en cámaras de formato completo. No suelen ser la mejor compañía ni elección al momento de salir a realizar paisajes dado su peso y volumen. No obstante, al igual que un 200mm, permiten realizar abstracciones del paisaje, suelo llevar conmigo un 100-400mm o un 800mm, cuando se que me voy a encontrar con fauna variada dentro de mis locaciones de paisaje, de esta forma puedo alternar entre una técnica y la otra en los diversos momentos del día.

Filtros:

Los filtros son la herramienta fundamental de tu equipo en la fotografía de paisaje, recordemos que la luz es nuestro principal ingrediente en la fotografía de naturaleza, con esta torneamos nuestros paisajes, resaltamos texturas, colores, sombras y contrastes.


Los filtros nos ayudaran a dominar la luz y compensar nuestras diferentes escenas. Procura buscar tu paisaje desde la cámara, afina tu ojo, convertirte en un fotógrafo real de naturaleza y no en un editor de imágenes en tu computador, para esto último no necesitas salir de tu casa.
Mi kit de filtros principal (100 mm), compañeros en todas las travesías fotográficas.
  • Polarizador (CPL): se utilizan para evitar reflejos y destellos en las diversas superficies, saturan y resaltan los colores. Procura usar estos siempre con el parasol de tu objetivo, de esta forma la luz no golpeará directo el filtro permitiéndole trabajar.


  • Densidad Neutra (ND): estos filtros reducen la intensidad de la luz que entra a tu cámara, permitiéndote prolongar o retardar el tiempo de exposición. Suelen estar categorizados por números, estos básicamente están relacionados con el número de pasos de luz que restan a tu escena. Yo suelo utilizar filtros de 3, 6 y 10 pasos para mis paisajes, logrando así conseguir diferentes efectos.


  • Degradados o graduados (GND): Este tipo de filtros nos sirven para compensar las diferencias de luz en nuestro paisaje, de esta forma podemos reducir la intensidad de luz del cielo con la superficie terrestre. Son muy útiles en las horas del día que tenemos la salida y puesta del sol, ya que nos permiten recuperar y saturar los tonos que ha simple vista pasan desapercibidos al ojo. Al igual que los filtros ND, estos se encuentran graduados de acuerdo a los pasos de luz que restan y se encuentran divididos también de acuerdo a la transición fuerte o suave que ofrecen. Yo suelo usar filtros ND degradados de 3 pasos tanto suaves como fuertes y uno de 5 pasos suave, cuando tengo escenas con una diferencia drástica de luz.


  • Degradado/graduado inverso (RGND): Estos son unos filtros degradados, pero con una peculiaridad, presentan una mayor reducción de luz en el centro que en la parte superior con el propósito de compensar nuestras escenas en el horizonte. Son idóneos para atardeceres y salidas de sol, en donde ubicamos al sol como protagonista en nuestra escena con lo cual restamos varios pasos de luz al sol y compensamos adecuadamente la escena.


  • Ultravioleta (UV): Su funcionalidad no es más que la de proteger nuestros objetivos, son filtros trasparentes con una capa protectora que no afecta para nada nuestros objetivos. Si los vamos a usar, recomiendo comprar de buena calidad óptica, de un buen cristal, para no tener distorsiones. Yo los suelo usar para protección y en varias ocasiones ha salvado un par de mis objetivos, de ramas o piedras.


Mi kit de filtros secundario de 75mm, para mi segundo cuerpo.
Siempre llevo conmigo mi kit de filtros, nos sabes en qué momento vas a verte en la necesidad de usarlos. Estos los encuentras de todos los precios, pero como en todo en la fotografía, siempre vas a tener una relación en calidad precio, procura con el tiempo hacerte de filtros de buena calidad, notarás la diferencia. En la actualidad todo mi kit de filtros es de la marca NISI, incluyendo los polarizadores. Sin embargo, encuentras muy buenas marcas en el mercado como, Benro, Haida, ICE, K&F y algunos de Fortmat Hitech. En el caso de filtros circulares, los Hoya y Tiffen, son marcas con una buena relación calidad precio.



Trípode / Rótula:

La limpieza del trípode es tan importante como la del resto de nuestro equipo. Recuerda secarlo y limpiarlo de impurezas luego de cada salida

De trípodes podríamos hablar mucho, existen de diferentes marcas, materiales y diseños. Lo importante de estos es que sean una estructura sólida, de buena construcción para evitar movimientos de nuestra cámara al momento de fotografiar paisaje. Desde hace ya varios años, uso trípodes de carbono, ya que tienen una mejor resistencia y amortiguan trepidaciones que otros materiales.


Rótula de bola, resiste al rededor de 17 kilos de peso.

Un trípode para paisaje no debe pesar menos de 1.3 kilos, estos deben ser robustos y fuertes, para poder mantener nuestra cámara quieta, ya sea frente a corrientes agua o fuertes vientos. Las rótulas al igual que los trípodes las encontramos de diferentes marcas, las rótulas de bola son las mejores para la fotografía de paisaje, permiten un movimiento fluido y mantener el eje de nuestros cámaras y objetivos centrados. Si vas a hacer paisaje, no uses una rótula de video, estas no son prácticas y bloquean los movimientos.


Suelo escoger el trípode a usar en cada travesía acorde a la cámara y objetivos que piense utilizar. Así como a las condiciones del lugar, tipo de viaje y peso general del equipo.

Placa o base L:



La suelo usar siempre, es una placa de liberación rápida que nos permite mantener nuestra cámara siempre correctamente compensada en su eje tanto de forma vertical u horizontal.


Disparador (cable o inalámbrico):

Aditamento indispensable si quieres evitar trepidaciones y movimientos de la cámara al momento de realizar fotografías.


Morral:

Tal vez debería estar de primeras en la lista, la elección de éste puede ser la más importante de nuestro equipo, existen muchas marcas y modelos, (buenos, malos, bonitos, baratos, caros), pero lo cierto es que no todos están diseñados para la fotografía de naturaleza. Debemos recordar que como fotógrafos de paisaje no solo cargamos nuestro equipo fotográfico, con nosotros van otra serie de accesorios e implementos para enfrentarnos a los diferentes entornos naturales. La elección del morral es algo que no deben tomarse a la ligera. Yo recomiendo un morral de al menos 40 litros, que cuente con correas graduables y ajustables, cinturón lumbar, protector de lluvia y diferentes bolsillos y compartimentos.

Después de mucho buscar a través de estos años, he llegado a 4 marcas que ofrecen los mejores morrales para fotografía de naturaleza: F-stop, AtlasPack, Shimoda y Osprey Este último no diseña morrales específicos para fotografía, pero dentro de su gama de escalada y esquí, tienes unos óptimos y muy cómodos. Cuando realizo travesías de varios días, suelo llevar morrales de 65 a 85 litros, donde acomodo sobre la parte de arriba mis estuches y equipo para tener un rápido acceso a estos durante la jornada.

Kit de limpieza:

Limpiar nuestros equipos al final la jornada, ayudará a mantenerlos en buen estado y preservas su vida útil, no soy fan de estar limpiando filtros y objetivos mientras estoy en el campo, pero al llegar a la carpa o albergue suelo dar una limpieza general para prevenir la acumulación de polvo o partículas.

Tarjetas/memorias:

Un par de memorias extra no deben faltar. No sabemos en que momento se va a agotar nuestra memoria o podemos sufrir un daño de tarjeta. Llevo siempre una o varias dependiendo del viaje y número de días.


Baterías extra:

Dependiendo de los días que voy a estar fuera llevo entre 3 a 10 baterías de cámara extra, las fotografías de largas exposiciones en paisaje suelen agotar muy rápido las baterías, por lo cual es bueno contar con un par extra. Hoy en día para expedientes de varios días llevo conmigo un cargador solar de 15 vatios, que marro en la parte frontal de mi mochila, para ir recargando durante el día las diferentes baterías de mis equipos, lo cual es perfecto cuando estamos acampando o vamos con bastantes personas y no contamos con tomacorrientes suficientes en los lugares donde descansamos en las noches.


Linterna frontal:

No debe faltar en la mochila, así sea en salidas de un día, no sabemos en que momento nos veamos obligados a usarla. En ocasiones se me ha hecho tarde y el contar con esta para mantener las manos libres mientras regresamos por un sendero de montaña es de gran ayuda. Por otro lado, en muchas ocasiones no llevo un flash conmigo, así que la linterna me sirve para generar iluminaciones selectivas en los paisajes cuando requiero de esta técnica. Es bueno que esta cuente con luz roja y verde y que su potencia sea al menos de 350 lúmenes graduables. Recordemos siempre revisar las baterías de ésta antes de salir de casa.


Botiquín:

El salir al aire libre implica estar preparados, el análisis de riesgos y conocimientos de primeros auxilios es vital para prevenir cualquier posible incidente, no es algo que debamos tomar a la ligera. En lo personal cuento con mis cursos de primeros auxilios en áreas silvestres (WAFA -Wilderness Advanced First Aid) Los cuales actualizo cada 2 años, para mantenerme preparado, no es lo mismo un curso de 8 horas en primeros auxilios en entornos urbanos que uno especializado para la naturaleza. Debemos contar con los implementos necesarios en nuestros botiquines para cada lugar al que vamos a ir.

Si vas a llevar un botiquín, lleva lo que sepas usar, no improvises.
Llevo siempre un botiquín, el tamaño de éste varia acorde al entorno, número de días, si voy solo o acompañado. Por último siempre genero una matriz de riesgo para cada lugar, con eso puedo tener en cuento potenciales problemas y la forma de minimizar cualquier inconveniente, ya sea natural o antrópico.

Navaja:

Puede sernos útil en cualquier momento, ya sea para hacer arreglos en nuestro equipo o acondicionar elementos de nuestro entorno.


Guantes fotográficos:

Siempre llevo un par conmigo, unos más delgados y otros más gruesos, los elijo acorde al lugar que éste visitando. Nos sirven para protegernos del clima y entornos agrestes para movernos por entornos agrestes sin sufrir molestias arañazos. En alta montaña suelo llevar unos impermeable y gruesos, para mantener las manos calientes, en lugares más agrestes unos especiales para proteger la palma de las manos de posibles espinas y en entornos cálidos, húmedos y soleados llevo conmigo unos guantes muy finos de capa traspirable los cuales no he puesto en la foto, pero suelo usarlos como protección del sol y los mosquitos.

Los guantes fotográficos cuentan con orificios en los dedos pulgar e índice, para poder manipular la cámara sin inconvenientes. Suelen incorporar velcro o un par de imanes para mantener la punta de los dedos plegada cuando los tenemos puestos.

Bolsas secas:

Pueden suplirse con un par de bolsas de calibre alto, básicamente sirven para proteger nuestros equipos del agua, ya sea lluvia o una caída intempestiva en un arroyo, llevo siempre conmigo varias de diferentes tamaños, y en estas guardo no solo el equipo, sino la ropa, guantes, gorro, etc.


Elementos de orientación (brújula, mapa, GPS):



La preparación y planeación es el elemento más importante en la fotografía de naturaleza, una brújula, mapa y dispositivos de orientación son esenciales en nuestra mochila, para aproximarnos a las áreas que buscamos fotografiar. Muchos de los entornos de naturaleza sobre los que me muevo, implican caminar entre 8 a 10 kilómetros en zonas de páramo, donde la neblina puede llegar sin avisar y el tener a mano un mapa y brújula, nos ayudará a orientarnos en todas las situaciones. Suelo también realizar una planeación previa de los lugares y marcar los puntos que deseo fotografiar, tanto en el mapa como en un gps.


Podríamos llevar todo esto en un móvil de los actuales, pero por experiencia la duración de sus baterías no es la idónea, e implica contar con baterías para carga extra. Por otro lado sus sensores no suelen ser los mejor calibrados así contemos con móviles de gamas altas, estos están diseñados para entornos urbanos, no naturales. Enfrentarnos a la naturaleza implica desarrollar ciertas habilidades, par estar preparados, una de esas es la orientación.

Elementos de cuidado personal:

Recuerda que los entornos naturales implican que estés preparados a estos, elementos básicos como un bloqueador solar, protector de labios, repelente de mosquitos ( en ambientes donde se pueda usar y esté permitido), potabilizadores/purificadores de agua, gorro de sol, o frío, nos ayudarán no solo a protegernos si no a tener una mejor experiencia.


Vestimenta:

se preguntarán porque hago un aparatado para esto, aunque la vestimenta podrá parecer que no hace parte de esos implementos necesarios para la fotografía de paisaje, es esencial para nuestro trabajo en entornos naturales. La elección de los materiales adecuados y de ciertas capas de ropa básica, harán que podamos enfrentarnos a la naturaleza de forma amena, recordemos que en la mayoría de los casos para lograr la fotografía del paisaje que buscamos debemos caminar por varias horas incluso días, entre diferentes terrenos y condiciones climáticas, para llegar a las locaciones que buscamos.


A través de estos años me he encontrado con fotógrafos que llegan en vaqueros(jeans), zapatos deportivos de tela con suela liza y chaqueta de cuero a salidas en lugares como el tropicales como el Amazonas o montañosos como el páramo a 4000 metros de altura, en donde las lluvias son cotidianas varias veces al día, pasando un mal rato y obligándonos a cancelar expediciones por su falta de preparación y sentido común.

No me introduciré mucho en este ítem, ya que lo abordaré detenidamente en otro artículo, sin embargo, esbozaré algunos implementos básicos y materiales específicos para enfrentarnos a la naturaleza

Al momento de salir a la naturaleza, la elección de nuestra vestimenta debe estar acorde al lugar que visitemos, el usar materiales sintéticos en los sacos, tipo Polar ayuda a regular la temperatura corporal, pantalones de rápido secado que nos permitan un movimiento y traspiración, son indispensables. El uso de un pocho y ropa impermeable, que podamos usar encima nos brinda seguridad frente a las inclemencias del clima y un calzado tipo bota, acorde al clima nos va a dar seguridad y protección en los diferentes terrenos.

 

Cómo ven, durante este artículo, he introducido el equipo idóneo para la fotografía de paisaje, sin embargo, como ya lo he comentado, esto no quiere decir, que si no contamos con un aditamento u objetivo específico, no podamos realizar fotografías de paisaje, lo importante es conocer nuestro equipo, sus ventajas y limitaciones, de esta forma sabremos como abordar la fotografía de paisajes con lo que tenemos.


Por otro lado, si bien a través de los años he venido reduciendo mi equipo y recalcando en los diferentes talleres de fotografía de naturaleza que he impartido, la frase “menos es más”, considero importante dar un panorama general de esos implementos para enfrentarnos a los diferentes escenarios y momentos de la fotografía de paisaje, para así, poder hacer de de la fotografía de paisaje, una buena y grata experiencia.


Finalmente, recuerda que el salir al aire libre implica que seas responsable con el medio ambiente, no te conviertas en esos fotógrafos y turistas depredadores con la naturaleza, que por obtener una foto pasan por encima de las normas de los lugares.
Respeta la naturaleza, la fauna y se amable con las comunidades locales. Aprende e interioriza los principios de NO DEJE RASTRO: 1. Planifique y prepare su viaje con anticipación 2. Viaje y acampe en superficies resistentes 3. Disponga de desperdicios de la manera más apropiada 4. Respete la fauna silvestre 5. Minimice el impacto de fogatas (en Colombia esta prohibido en todas las reservas y Parques Naturales, averigua en tú país) 6. Considere a otros visitantes 7. Deje lo que encuentre.

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page