© by RAFAEL S. E. PHOTOGRAPHY.

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • 500
  • Flickr Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Travesía Parque Nacional los Nevados

August 11, 2016

 El volver a la montaña para caminar, explorar y descubrir nuevos lugares es gratificante. Aún más, si este viaje es realizado con amigos,  algunos de muchos años, otros recientes. La semana pasada estuvimos explorando nuevas rutas en el PNN los Nevados, ahora que el PNN El Cocuy se encuentra cerrado.

 

Llegamos a Salento y de allí subimos por el Valle del Cocora a la Primavera, casa campesina que hace las veces de refugio de alta montaña,  en las faldas del nevado del Tolima. Donde algunos de nosotros realizaron una aproximación a la laguna de El Encanto y alrededores del valle que conduce al nevado del Tolima, al cual decidimos no ascender debido al clima que estaba haciendo. 

 

 

 

Al día siguiente continuamos nuestra travesía, rumbo al Otún,  atravesando valles de frailejones que hacienden hasta los 4.300 metros, pasando por el cerro Chispas y la cuchilla Berlín.  Manteniéndonos siempre a un costo del extinto nevado del Quindío y con la vista a nuestras espaldas del Nevado del Tolima, el cual se despejó por un par de horas, dándonos la despedida de éste sector del Parque los Nevados. 

 

 

Saliendo ya del páramo, emprendimos un descenso vertiginoso, pasando por la finca Berlín y un sinfín de quebradas, que se iban que se iban uniendo creando el río del Agrado, el cual finalizaría e una cascada imponente, justo frente a la finca El Jordán, en la cual pernoctaríamos esa noche.

 

 

 

Ya acercándose, el final de nuestra travesía, marcamos algunos puntos en nuestro gps y delimitamos algunos senderos que conducían a la laguna del Otún, a través de un camino empedrado, que en épocas pasadas, sirvió para como vía de comunicación y comercio de ésta región.  Sin embargo, continuamos nuestro camino descendiendo  20 kilómetros hacia el Santuario de flora y Fauna de Otún Quimbaya, pasando por la Bonita y la Pastora, hasta El Cedral. 

Lugar donde esperamos la chiva, que pasa por esa zona todos los días a las cinco de la tarde, en la cual recorrimos 5 kilómetros más, hasta nuestro destino el Santuario de Flora y Fauna, lugar que ha sido merecedor de varios premios y reconocimientos, por sus procesos comunitarios que lo han llevado a ser un ejemplo del turismo sostenible en Colombia.  

 

Sin embargo, allí no acabaría nuestra travesía, al día siguiente tuvimos la oportunidad de recorrer varios senderos y observar la flora y fauna del lugar, antes de tomar la misma chiva del día anterior, pero esta vez con destino a Pereira, ciudad en donde emprenderíamos nuestro regreso a Bogotá, dando por finalizado nuestro viaje 10 horas después, cuando llegamos a Bogotá y nuestros respectivos hogares.

Please reload

Soy historiador y fotógrafo de viajes, paisajes y naturaleza. 

Te daré consejos en éste blog, sobre fotografía y viajes, al igual que de equipo y técnica, para mejorar tús fotos en espacios naturales. 

Categorías
Please reload

Lista de entradas

November 6, 2019

Please reload

Sígueme en